En nuestro país el consumo de cerveza alcanza cifras exponenciales. Tan solo en 2018, la categoría creció 35% en volumen y cerró con un récord de 965 millones de litros, por lo que no es extraño que el mercado nacional se siga diversificando tanto en su producción local como en exportación.

Tal es el caso de cervecería Patagonia, la microcervecería ubicada en la ciudad de Bariloche, que ha incorporado recientemente en nuestro país su cerveza Kilómetro 24.7 en sus variedades: Session Ipa y amber Lager

Un poco de historia:
El origen de una cerveza es determinante para su futuro. En este caso, la creación de Kilómetro 24.7 comenzó en el garage de una casa al sur de la ciudad de Buenos Aires cuando un Maestro Cervecero de AB-InBev elaboraba una cerveza con lúpulo patagónico para compartir con amigos. Aún sin darse cuenta, esta cerveza de suave sabor a caramelo, había marcado un nuevo rumbo.

Con el paso del tiempo, la receta del Maestro se convierte en la cerveza Amber Lager y sale a la venta transformándose en poco tiempo en la opción de los que buscaban un sabor distintivo.

Actualmente elaboran las cervezas en sus Microcervecería en Bariloche, con un proceso artesanal con y algunas materias primas naturales locales de la Patagonia. Ahí prueban nuevas recetas que el Maestro Cervecero Diego Felipe Bruno y su equipo desarrollan para consumir en los bares y Refugios Patagonia.

Cuentan con más de seis estilos distintos, que se diferencian debido a los lúpulos que posee cada uno de sus ingredientes. Por un lado se encuentra Session Ipa, que tiene un amargor marcado por la combinación de lúpulos patagónicos que le dan un aroma cítrico y frutal. También está la Amber Lager, que contiene un suave sabor a caramelo con una variedad de cuatro maltas especiales.

Tagged: