Ayer, con el equipo recibimos un regalo sorpresa, es como si me hubiesen leído la mente. Una bolsita perfectamente delicada en cuyo interior había pura felicidad: chocolates. Tres envases perfectamente ordenados, muy elegantes que con tan solo mirarlo se me hacía agua la boca. Obvio que no me aguanté, y sin preguntar siquiera quien nos lo había mandado, abrí de forma instintiva la bolsa de Mendigos de chocolate bitter ¿qué esto? Ni más menos que unas lámina de chocolate bitter al 65% de cacao con frutos secos (avellana, semillas de zapallo, almendra y cranberries). Según investigamos en la etiqueta, aptos para veganos y con una dulzura única al paladar.

Es que el chocolate bitter para mí es tan adictivo, que no pude solo quedarme con esa probadita y tuve que abrir la barra de chocolate bitter, ¡cómo resistirme a 73% de puro cacao, imposible! realmente indescriptible la sensación de suavidad de esta barrita. Y como si fuera poco, pero ya guardando la proporciones de sabor, guardamos para hoy la caja de bombones rellenos, de esto les voy a contar después, en otra nota, porque les quiero contar la maravilla y sensación de cada sabor.

Pero, y ¿quién mandó este detalle? ni más ni menos que D’Airola, desde Viña del Mar, para que nosotros les contemos de esta chocolatería de tradición y es que de verdad para quienes viven allá o andan de paseo, porfa prueben algunos de sus productos porque les va a explotar la cabeza de puro placer. Se los confirmo yo, una adicta al chocolate.

Ahora les cuento un poquito de historia.

En Airola, una pequeña provincia de Italia, una nonna contaba a su pequeño nieto que solo una gran pasión podría dar origen a sabores realmente inspiradores. Ese consejo, sería la revelación del secreto del mejor chocolate.

Fue así como comenzó la historia de un chocolate de selección, aquel sabio consejo de la mano de un estricto respeto por las tradiciones y sabores únicos, constituyen la mejor combinación para un resultado inigualable.

Gracias a esto, hoy nuestros paladares pueden deleitarse con D’Airola, el fino Cioccolato Artesanal, preparado con nobles y naturales ingredientes que lo convierten en una experiencia única.

“D’Airola nace por mi pasión por el chocolate, de niño mi nonna era chocolatera en Italia y yo admiraba ese arte. Siempre fue mi sueño tener una chocolatería y como buen empresario me arriesgué y partí mi proyecto”

-Renato Airola dueño de D’Airola Cioccolaterie-

D’Airola sorprende con exquisitos sabores que mezclan historia y vanguardia, creatividad y pasión. Los encuentras de lunes a domingo en Av. Edmundo Eluchans Nº 1850 Local 2 – Reñaca – Viña del Mar.

Tagged: