Una de las marcas, cuyo compromiso con el planeta se revela en todas sus acciones es Intel®, quien en su último balance, informó que sus operaciones tanto en Estados Unidos, Costa Rica e India son netamente positivas en cuanto al uso de agua, pues la marca ha demostrado devolver más agua dulce de la que consume.

Desde hace más de 10 años, la compañía adoptó un fuerte compromiso con el planeta, siendo el primer fabricante en producir sus piezas con silicio libre de conflicto, así mismo, se han preocupado por encontrar una fórmula para reducir la huella hídrica, es así que desde hace 5 años establecieron un objetivo público para restaurar el 100% del consumo, convirtiéndose en la primera empresa de tecnología en establecer un objetivo de restauración de agua en toda la compañía

El año pasado, se utilizaron 16 mil millones de galones de agua dulce, regenerada y desalinizada. Las prácticas internas de gestión hídrica dieron como resultado que más de 13 mil millones de galones retornaran a las comunidades circundantes.

Intel® utiliza tanto agua dulce como reciclada, comprada a empresas de servicios públicos, pero también aprovecha otras fuentes. En Israel, la desalinización hace utilizable el agua del mar. Otras instalaciones extraen agua de los pozos y recolectan agua de lluvia para completar el suministro que proviene de la ciudad. 

La mayor pérdida de agua se produce por el riego y la evaporación, la compañía ha hecho grandes esfuerzos por ahorrar este recurso y asegurarse de ser lo más consciente posible con el planeta.